Nací en una cuna de educadores, mi madre es profesora de lo que hoy llamamos “Personal Social” o lo que yo llamaba Historia y Geografía del Perú y del Mundo, ella me ayudó a aprender en un mapa todas las capitales de los países de Europa, hoy sería todo un reto hacerlo porque hay muchísimos más que entonces. Me contaba sobre los Egipcios o sobre los Griegos, recuerdo mucho sus cuadros sinópticos, lo que hoy llamaríamos mapas mentales, el powerpoint de ese entonces era la pizarra negra y las tizas de colores y un mapa o una lámina con la foto de un personaje… vaya tiempos aquellos.

Dia Educacion 1

Mi papá era el Director del Colegio, así que “tenia vara”, lo que más recuerdo de él era la forma en cómo nos contaba las noticias o la historia familiar, hoy lo llamaríamos “story telling”.  El me enseñó a investigar, nunca me la dio fácil, si había una tarea y recurría a él, tenía que pasar previamente por algunos libros que teníamos en nuestra pequeña biblioteca, no había internet o sea no había “copy-paste”, así que tenias que leerte los libros y sacar resúmenes, pero al terminar,  me gustaban los debates que teníamos, siempre me retaba a que le diera mi opinión, no era suficiente que le relatara lo hechos o las fechas o los nombres, ¿Qué opinas?, me decía y ahí aprendí a emitir una opinión sustentada, han pasado muchísimos años todavía me acuerdo de “Jose Maria Eguren”, y su poesía fantástica, su mundo mágico, lo real maravilloso, mi papá era un maestro…

De todas las profes que tuve, me acuerdo de una en particular se llamaba Elizabeth, me enseñaba matemáticas, pero mas que aprender sumas y restas, me enseñó a pensar, me introdujo en un mundo de creatividad, donde no importaba el resultado, importaba el método, el análisis, los caminos distintos para abordar el problema.  Tenía un amigo que resolvía el problema en dos líneas, yo lo hacía en diez y mi resultado ni se acercaba al correcto, pero tenía casi la misma nota, no!, no se había equivocado, me decía que ella calificaba el proceso y no la respuesta y claro, me imagino que le tomaba un buen tiempo calificar 30 exámenes, hoy solo ves si la respuesta es a,b,c, no importan como llegaste allí.  Ella me enseño a liberar mi pensamiento, a creer en la vacas moradas, a estimular mi imaginación y creatividad.

Ahora que escribo esto, me parecen maravillosos esos años de escuela, donde la educación para mi era por default, es decir no había forma de que no fueras al colegio, tenías que ir!, salvo que comprobadamente estuvieras enfermo.  Sin embargo, no todos tenemos esa oportunidad, ese regalo o esa puerta hacia el futuro. Es cierto que cada vez hay mayores oportunidades, pero todavía hay analfabetos que no han conocido una escuela.

La educación es un derecho y es un deber, pero a su vez es una caja de transformación, un proceso en el que ingresas siendo uno y sales siendo una persona totalmente distinta para construir tu vida.  Hoy escuchaba que un adulto con educación tiene 7 veces más posibilidades de ser exitoso que un adulto sin educación y eso por un lado es fantástico y por el otro no es justo cuando no tuviste acceso a la educación.

La educación es una de las cosas que tiene que ser ofrecida a todos, la calidad debe ser exigida en todo aspecto, las personas tienen que tener las mismas oportunidades para educarse y por cierto, dependerá de cada uno y no de terceros a donde quieras llegar.

No todos pueden tener la experiencia maravillosa de acceder a una educación en el colegio y en el hogar, pero sería genial que cada uno de nosotros pueda contribuir desde su propio espacio para que la educación se dé por default (no hay otra forma).

Hoy es día de la educación, como hijo de educadores y como educador saludo el esfuerzo y el reto que se emprende no solo para librarnos del analfabetismo, sino para aprender a pensar.  Un ciudadano educado y que emite una opinión sustentada es garantía de crecimiento para él, para su familia y para la sociedad.

Dia de la educacion 2