Tradicionalmente cualquier organización está orientada a resultados: rentabilidad, ventas, número de clientes, número de pacientes, crecimiento, participación de mercado, evolución y cualquier otro indicador clave de rendimiento (KPI en inglés), que se decida utilizar:

“Lo que no se mide, no se controla, lo que no se controla no se mejora” – anónimo

Y es correcto, usualmente estos KPIs son mostrados a la organización al inicio del año y será una forma de medir el rendimiento en forma mensual, trimestral o como se determine mejor, los resultados obtenidos van acompañados de premios, incentivos, ingreso variable, que el equipo de comercialización debe tener claro.

¿Son suficientes las estrategias comerciales y de negocios para lograr los objetivos?

Yo digo que NO, que debemos volver a lo básico: Las personas

Enfocarse en las personas, no es una práctica usual, como me dijo un amigo, es tan obvio que nunca es obvio, se da por hecho y pareciera no ser crítico

En mi practica profesional me enfoco y sugiero enfocarte en tres factores críticos de éxito: (puedo estar sesgado por mi experiencia de 20 años en la industria farmacéutica, pero puedes extrapolarlo a tu tipo de trabajo).

  • Tus clientes/pacientes: Los que al final del día reciben el producto o servicio, en mi caso, medicamentos para enfermedades complejas (cancer, enfermedades huérfanas, auto-inmunes).
  • Tus stakeholder: Las personas que están relacionadas con tus clientes/pacientes y con el tipo de producto o servicio que ofreces: los profesionales de la salud y tomadores de decisiones de los servicios de salud.
  • Tu equipo: Este es un componente vital que ejerce y ejecuta la “magia” de la comunicación.

Este trípode interactúa en forma permanente para poder comunicar los beneficios de productos o servicios y satisfacer las necesidades existentes de tus clientes.

Si esto no se consigue, tus resultados financieros y tus KPIs serán muy dificiles de conseguir, por el contrario si la comunicación fluye a través de este trípode no solo alcanzarás tu “budget”, con seguridad lo superaras.

Me han dicho que lo que digo “no es un descubrimiento y es lógico, siempre se hace…” te pregunto ¿realmente lo haces?.

La tendencia de enfocarse en las personas no solo es eficaz, es sobre todo eficiente. ¿Y los resultados? ¿Y el budget?, es una consecuencia si haz hecho adecuadamente tu trabajo con tu equipo, tus clientes y tus stakeholder.

Las organizaciones no necesitan más Jefes, necesitan GEFES (Gestores de Felicidad) https://goo.gl/5ltLN4

Si estás convencido o estas por hacerlo, ponlo en acción, depende de ti como líder, utiliza tu conocimiento y experiencia pero sobre todo tu intuición.

Te comparto algunos hábitos que podrían ser útiles si has decidido enfocarte en las personas,

7 hábitos para movilizar personas:

  1. El poder de ser tu: Tu eres importante identifica tu “super poder” lo que te hace diferente, TU eficacia personal y actúa.
  2. Sentido de propósito: Define cual es tu sentido de propósito, esto va más allá que las cifras es tu “razón de ser”, aquello por lo que existes en esta vida.
  3. Pasión por lo que haces: Una vez que haz definido los dos primeros pasos ACTUA, y hazlo con pasión.
  4. Humildad: Según el libro de Jim Collins esta es la característica de un líder nivel 5, si llegas a este nivel seguro comenzarás a trascender.
  5. Comunicación: Nada sucede si no compartes lo que crees y lo que haces con tu equipo, el poder de la comunicación es crítico pero recuerda que debes comunicar con coherencia “Walk the Talk”, haz lo que dices.
  6. Acompañamiento: Acompaña a tu equipo, a cada colaborador que sienta tu presencia, no necesitas hacer su trabajo, ellos son los expertos pero que sientas que estas así lado: ¿Cómo te ayudo? Es la pregunta vital.
  7. Expandir la felicidad con tu sentido de propósito: Y finalmente extiende la felicidad, la felicidad es la base de la productividad, no hay nada más poderoso que tener un equipo motivados, “enganchado” y feliz” con un sentido de propósito claro.

Comparte más hábitos que te han dado resultados.